Democracia Total

El mundo occidental está en crisis. Europa está sumergida en una crisis que va mucho más allá de lo económico. La propia idea de Europa está en cuestión. ¿Por qué?

La razón es muy simple: El sistema democrático está en crisis. La democracia está enferma. Quizá siempre ha estado igual de enferma desde su refundación en los últimos siglos, pero hoy en día, gracias a la tecnología de la información podemos ver cómo se desangra ante nuestra impotencia.

La ausencia de democracia real ha permitido que el poder acumulado por unos pocos sea capaz de controlarlo todo. La ley, la economía, el medio ambiente, la cultura, ellos lo controlan todo. Nos empujan a trabajar en sus fábricas como vacas en el matadero y nos obligan a pagar sus desmanes. Vivimos en democracias teóricas donde la voz de la mayoría es apenas audible. Mientras millones de personas se preguntan en sus hogares hasta cuando durará esta sangría, otros millones protestan en las calles o se reunen en las plazas de sus ciudades para discutir alternativas al problema. La marea humana crece y la violencia acecha nuestro futuro próximo. Paris y Londres fueron visitadas recientemente por las barricadas, no hablemos de Atenas, el movimiento 15M se enfrenta constantemente a la violencia policial y cada vez son más los que sólo ven una salida violenta a la situación.

Sin embargo la única vía para alcanzar la paz es la propia paz, y la paz implica justicia, la justicia igualdad y la igualdad no es concebible sin democracias. Lo que necesita Europa hoy, y probablemente otros lugares también, es una democracia a la altura de los medios que disponemos para implementarla. Una Democracia Total, flexible, participativa, resolutiva, que respete la voluntad de la mayoría en cada instante. Una democracia tan orgánica, tan viva, que se derrame de Europa hacia el resto del mundo, poco a poco, dándonos a los seres humanos la oportunidad de vivir en paz, de imponer la cordura a la codicia, de imponer el bienestar de las futuras generaciones al desmán de los poderosos.

En los post de este blog se analiza la necesidad de una Democracia Total, se proponen algoritmos sociales y matemáticos en los que se podría fundamentar un sistema real de Democracia Total y se perfilan las aplicaciones informáticas que es imprescindible desarrollar para que la tecnología de la información se ponga al servicio definitivo de la Democracia.

Democracia Total es casi un nombre comercial. Cuando la hayamos conseguido volveremos a llamarla con esa palabra tan simple, tan utópica y sin embargo tan accesible demo-cracia. El gobierno de “la mayoría”.

Salud y Paz para las gentes del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s