Mecanismos de decisión

Si el otro día intentaba ilustrar de forma más o menos lírica el cómo funcionaría un sistema piramidal de representación hoy quiero describirlo de una forma más práctica. Existen ya plataformas informáticas para implementar lo que en otros ámbitos se llama voto por delegación, con esto quiero decir que hay mucha parte del camino andado.

Como veíamos, la pirámide de representación supone en una serie de delegaciones sucesivas del voto que se van concentrando en unos pocos individuos que tiene la potestad de decidir. Para describir el proceso, establecemos una jerarquía en el poder de decisión en lo alto de la cual está el ciudadano y en lo más bajo el representante terminal, lo que hoy en día vienen a ser los miembros del congreso. Es decir, ponemos al ciudadano en la posición de poder y al gobernante en la posición de servicio civil que le correspondería en una democracia total.

Para empezar es necesario presuponer la existencia de una plataforma de acceso público con la que cada ciudadano puede delegar su voto en otra persona. Configurando su perfil de forma sencilla puede elegir de qué actividades políticas ejecutadas en todo el estado quiere ser informado, en qué modo (informes diarios, instantáneos, semanales) y por qué medio. Todo ello sin coste alguno. Supongamos que la persona X quiere saber absolutamente todo lo que se decide en los ámbitos en que ha delegado su voto. Cada vez que su voto es delegado a otro representante de representantes, X es informada de forma instantánea a su teléfono. Cada vez que el representante terminal de X vaya a tomar partido en una votación, X recibe la información con suficiente antelación sobre qué y cuándo se va a votar. Digamos que el calendario político es totalmente público y accesible.

Veamos, según yo, qué debería ocurrir en el instante en que los representantes terminales (aquellos que activamente toman parte en la votación) votan. El resultado global de la votación permanece secreto, pero cada representante intermedio así como el titular del voto es informado (si así lo desea) de forma instantánea de qué es lo que se ha votado en su nombre.

Los representantes intermedios, al ser informados de lo que ha votado el representante terminal, tienen un tiempo pactado para cambiar de voto, el tiempo de verificación. Si un representante cambia el voto todos los de menor nivel, quedan inhabilitados para modificarlo. Sin embargo, el tiempo de verificación empieza a correr de nuevo para los representantes de orden superior, los más cercanos al ciudadano X. Así sucesivamente hasta que si, el representante directo de X cambia el voto, X tiene un tiempo de verificación para reaccionar y cambiar la decisión. A medida que los tiempos de verificación van expirando, la votación se va fraguando, y sólo cuando todos hayan expirado el resultado será definitivo y se hará público.

Huelga decir que cada representante terminal podrá emitir su propio voto de forma separada al voto que, como representante deposita en nombre de sus representados.

Las votaciones de tipo gubernativo no necesitan, por lo general, ser expeditivas, y el tiempo de verificación puede ser de varias horas, o incluso días, pero si es necesario tomar una decisión urgente, el tiempo de verificación puede ser reducido enormemente. Introduciendo mecanismos como el voto por adelantado de los particulares, delegación temporal en algún amigo para que verifique tu voto y otros mecanismos podemos plantearnos tiempos de verificación de hasta cinco minutos. Como en un estado de diez mil millones de habitantes sólo hacen falta seis niveles de representación para que cada representante sólo represente a otros cien individuos, podemos implementar un sistema de democracia inmediata que tenga en cuenta a toda la población terrestre y que sólo retrase la consecución de resultados treinta minutos.

No parece tan complicado. ¿Verdad? Realmente no lo es.

Aprovecho para hacer mención de que el movimiento 5S, en Italia, cuyo programa electoral incluye el concepto de hiperdemocracia, se ha convertido en una de las fuerzas más importantes del país. La hiperdemocracia puede diferir, en forma del concepto de Democracia Total que se desarrolla aquí, pero no en el fondo. Además no es el único movimiento que ha logrado colarse en las instituciones nacionales, pero esto lo dejo par otro momento. Las cosas están cambiando, y el gran cambio va a ocurrir pronto. Incluso si el 5S fuese una banda de charlatanes corruptos, las ideas que defienden son el camino a seguir.

Salud, paz y democracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s