Transparencia

Transparencia se refiere a la cualidad de una sustancia que permite ver a través de la misma. Transparencia en las administraciones significa que los ciudadanos podamos ver lo que en ellas se hace directamente, sin necesidad de pedir informes, hacer preguntas. Trasparencia es transparencia.

La cualidad fundamental de una administración democrática es la transparencia. Los países nórdicos tiene administraciones más “transparentes” porque cualquier ciudadano interesado puede conseguir la información que desee sobre sus actividades ya que ésta le es facilitada por los funcionarios correspondientes, sin embargo esto no significa transparencia. Esto sólo implica que su cultura democrática es más elevada y que los derechos fundamentales de los ciudadanos están más consolidados, pero si queremos una democracia en la que cada individuo pueda ejercer responsablemente su cuota de poder sin dedicar por ello a la actividad política una cantidad desproporcionada de su tiempo, es imprescindible que pueda ver, directamente, cualquier cosa que con el dinero de sus impuestos o en su nombre se ha hecho dentro de la administración pública. Todo. Hace falta que todas las administraciones sean realmente trasparentes. (La obvia salvedad de los secretos de sumario y las investigaciones policiales no afecta en absoluto al resto)

Es decir, una democracia total requiere de una administración pública cuyas cuentas, cuyas decisiones, cuyos organigramas se encuentren siempre a la vista de todo el mundo, colgados en internet. De esta forma los proyectos con los que se presentan las diferentes empresas a un concurso público han de ser públicos. Debidamente organizados en bases de datos podremos encontrar todas las convocatorias de empleo o licitación y en literalmente segundos podremos ver qué administraciones están dando plazos sistemáticamente muy cortos para eliminar la concurrencia, podremos ver qué empresas se llevan qué concursos en qué circunstancias, y un largo etcétera. Si realmente existe este tipo de transparencia, podremos decir adiós, de un día para otro, a la corrupción.

Salud, paz y democracia.

Anuncios