Unicavox

Cita de el pais El País:

Esta, en realidad, es la historia de cómo el invento de un treintañero italiano está cambiando la manera de hacer política. Su nombre es Stefano Boggi. Es de Falconara, para más señas, un pueblo de 27.000 habitantes del centro-este de Italia, y no milita en ningún partido. Pero hace cinco meses puso al servicio del Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Beppe Grillo su herramienta, un programa informático pensado para ejercer la democracia directa que llamó Unicavox. Una especie de medidor de popularidad de iniciativas políticas basado en algoritmos con el que cualquiera puede realizar propuestas y ver el grado de aceptación pública que tienen. Pulgar hacia arriba o pulgar hacia abajo. Un clic, un voto.”

Claramente parece que en la sociedad italiana, ampliamente infrademocratizada, la aparición de la plataforma Unicavox ha producido un fenomeno de “cristalización” repentino que se ha extendido al 25 % del electorado. Me produce una gran ilusión el darme cuenta de que realmente la democracia total no está tan lejos. Sólo se trata de crear ese cristal, sólo se trata de definir y poner en marcha un algoritmo capaz de producir decisiones de forma igualitaria, capaz de corregirse a si mismo mediante esas decisiones siguiendo métodos totalmente democráticos, y de ponerlo en funcionamiento.

La crítica que desde muchos sitios recibe el movimiento 5S es que depende excesivamente de la personalidad de Beppe Grillo. Aunque sus programas, propuestas y decisiones surgen de la plataforma Unica Vox, no se producen automáticamente, se basan en propuestas que unos hacen y que alcanzan, o no, popularidad, pero la plataforma carece de la capacidad de articular el debate social de la forma en que creo se eliminaría la necesidad de un Beppe Grillo. Es decir, creo que es algo fantástico, pero creo en que se puede seguir desarrollando, se puede publicar en muchos idiomas, se pueden integrar todos los dicursos de todas la naciones, trascendiendo la nacionalidad de sus participantes, y realmente construir una Europa genuinamente democrática alrededor de una Unicavox 2.0. O un Brasil, o una Rusia, o un Irán. ¿Quien tendrá el indudable honor de ser el primero?

Salud, paz y democracia.

Anuncios

Diálogo entre pueblos

Hace algunas semanas, empezó a circular un vídeo grabado por la Asamblea de Tres Cantos (España), en el que se intentaba comunicar al pueblo alemán que el rescate a España no rescata a los españoles de las garras de la oligarquía económica y política. Este vídeo ha sido visto 131.234 veces a día de hoy, tiene 1702 “me gusta” y 27 “no me gusta”. Hace unos días ha empezado a circular otro vídeo semejante en el cual la agrupación Blockupy Frankfurt (Alemania) contesta al vídeo español explicando que ellos tampoco se sienten representados por sus políticos, que se avergüenzan de ellos, manifiestan que la diferencia entre ricos y pobres está creciendo en Alemania y que apoyan al pueblo español. al griego, al italiano, al portugués, etc etc.. Mola, ¿no? Este otro vídeo ha sido visto por 52.282 personas de las cuales 688 han hecho click en “me gusta” y 28 en “no me gusta”.

Cuando uno ve el vídeo, tiene la sensación de que el es realmente el pueblo alemán el que habla a pueblo español, porque ellos están respondiendo como si hubiesen recibido un mensaje del pueblo español, lo cual no es cierto. Un grupo pequeño hace un comunicado, y otro grupo pequeño, responde con otro comunicado. Ni siquiera la proporción de me gusta y no me gusta es representativa de lo que la gente, españoles o alemanes (o de dónde sean) piensan de los vídeos. Las personas que han visto uno u otro vídeo, son susceptibles de haberlo recibido de parte de otra persona que los conoce y que sabe que es probable que le guste. Quizá por eso la mayoría de las personas que ha expresado su opinión sobre los vídeos lo haya hecho de forma positiva. En realidad, un grupo muy reducido de personas está detrás de cada uno de los vídeos. A parte de lo emocionante que pueda resultar verlos, o no, no tienen ninguna representatividad, no son expresión genuina de la opinión de “los españoles” o “los alemanes”.

Sin embargo estos dos vídeos vienen a sugerir una posible forma de elaborar la palabra.

Cada uno de los vídeos está probablemente diseñado por un número de personas, posiblemente menor que el de individuos que sostienen y leen los carteles. Podemos suponer que todos estos están fundamentalmente de acuerdo con el comunicado en el que forman parte. No esperamos en este tipo de experiencia que alguien difiera y tenga un cartel de signo contrario al comunicado. Sin embargo esa posibilidad es la que nos interesa a nosotros, que cada uno pueda expresar lo que quiera. para que todos podamos saber qué es lo que piensan todos los demás. La mayoría debe comunicarse con la mayoría en su diversidad y su discrepancia,

Supongamos que realizamos un vídeo en el que cada participante tenga la posibilidad de escribir un cartel y leerlo, durante diez segundos. No estaríamos ya haciendo un comunicado, sino una mezcla, a priori desordenada, de los pensamientos de quienes integran el grupo (el grupo de los que realizan el vídeo, claro). Para asegurarnos de que todo el mundo tiene la misma importancia los minicomunicados individuales se organizarán al azar, y el vídeo se podrá empezar a reproducir por cualquier punto y se repetirá cíclicamente.

Para ser más flexibles podemos imaginar que en vez de un cartel, cada participante puede crear una imagen estática, un fotograma, en el cual puede plasmar, escribir o dibujar lo que quiera. Estas imágenes estáticas irán acompañadas de un sonido, de libre elección, ya sea la lectura del contenido, ya sea música, ya sea lo que el legitimo usuario del fotograma desee. Al principio los fotogramas se reproducirán a un ritmo lento, uno cada diez segundos, y la voz de cada individuo, aunque brevemente, podrá ser escuchada nítidamente. Esto es lo mismo que si tenemos un grupo pequeño de personas. Podemos escucharnos los unos a los otros.

A medida que aumenta el número de participantes del grupo, para que todos tengamos tiempo de escuchar a todos, habrá que aumentar la velocidad a la que se reproducen los fotogramas, uno por segundo, diez por segundo, cien por segundo… o para que un vídeo producido por diez mil millones de personas dure ochenta minutos, tendrán que reproducirse dos millones de fotogramas por segundo, creo, haciendo absolutamente imposible que la contribución de cada individuo en particular tenga repercusión alguna sobre la consciencia del grupo que está a punto de empezar a surgir.

En este estado, la imagen y el sonido que produce una sociedad totalmente desorganizada sería incapaz de expresarse a sí misma lo que piensa. Para hacerse escuchar serán necesario unirse, pactar bloques de fotogramas que permanecerán juntos en la reproducción, y de repente del caos de millones de mentes pensando para si mismas surgirá poco a poco un discurso comprensible que será, por fin, de forma legítimamente incuestionable, la voz de de la mayoría.

Salud, paz y democracia.

 

El proyecto Democracia Total

Aunque no lo creas ya están descritos todos los elementos necesarios para empezar a caminar el camino de la democracia total, estas ideas de seguirán desarrollando en próximas entradas del blog, pero tú ya puedes decidir si lo quieres caminar con nosotros. Este es el plan.

En este instante, en que se publica esta entrada del blog, se acaba de fundar el proyecto Democracia Total. Al menos un individuo lo apoya formalmente, el que suscribe.

El proyecto Democracia Total tiene unos estatutos muy claros:

  1. El objetivo del proyecto Democracia Total es desarrollar un modelo de democracia realmente representativa en el cual las mayorías sean las que decidan.

  2. Quien quiera formar parte del proyecto, puede hacerlo. Por ahora no es necesario más que hacerlo saber. Cuando ya seamos dos o más decidiremos si hace falta algún otro requisito, sólo para saber quiénes y cuántos somos.

  3. La opinión de todos los individuos que formen parte del proyecto tiene exactamente el mismo valor.

  4. Cualquier persona que forme parte del proyecto, puede hacerse representar mientras quiera por una o más personas (mientras que esto no entre en contradicción con el punto 3).

Para desarrollar el punto número uno, de acuerdo a los conceptos que han sido expuestos en este blog, harán falta recursos, esto es tiempo y dinero. Yo por mi parte pienso seguir invirtiendo el tiempo y pronto el dinero en hacer que el proyecto siga adelante y crezca, y un día ayude a cambiar el mundo. Antes de que el proyecto pueda aceptar nada de nadie, es necesario cierta organización. Aquí es cuando de repente nos enfrentamos a los fantasmas de la burocracia, de la corrupción, de todo lo que ha destrozado el sueño de la democracia occidental, al menos en el sur de Europa donde creemos que nació. Pero es necesario enfrentarse a esos fantasmas, porque un estado necesita de cierta administración, y ésta de trámites y procedimientos, así que esto lo haremos tal y como esperamos que fuese en un estado totalmente democrático. Con transparencia absoluta, haciendo que todo lo que concierna al proyecto Democracia Total sea totalmente público, de libre acceso y esté disponible en la red.

Hablando de la red, si nadie lo hace antes, espero en los próximos días adquirir el dominio www.democraciatotal.org o algo parecido (el punto com ya está pillado) para ponerlo a disposición del proyecto. Toma esto como una invitación a hacerlo tú y que sea tu primera aportación al proyecto. Pero ni es necesario que la aplicación informática que nos ayude a representar gráficamente nuestras conversaciones esté terminada, ni es necesario que dispongamos de ese dominio para empezara a funcionar. El ingrediente que resulta absolutamente necesario para que el proyecto Democracia Total deje de ser una serie de artículos sobre los mecanismos de la democracia que aparecen en este blog todas las semanas, y se convierta en la forma de gobierno del siglo XXI es apoyo y compromiso.

Antes de que el proyecto democracia total sea una alternativa real de gobierno, antes de que sirva para intentar cambiar nada en el mundo en que vivimos, democracia total debe demostrar que la democracia total es posible en la práctica. Recuerda el lago helado. Cuando vean que somo capaces de organizarnos sin dirigentes, sin quién nos ordene y mande estarán a nuestro lado. Cuando sepan que con la tecnología de la que disponemos, somos capaces de tomar decisiones, de generar conocimiento especializado, de divulgarlo, de seleccionarlo, basándonos sólo en el principio de que la voluntad de cada individuo tiene el mismo peso, y que el capital con que se respalda una opinión no la hace más cierta, no dudarán en usar el mismo método.

Únete a Democracia Total. Genera democracia total. Primero eres tú. Luego el sistema. Tú haces el sistema, tú lo eliges. Pon tu granito de arena para devolver al ser humano la dignidad que el capital y las estructuras de poder que controla le han arrebatado. Sólo tienes que apoyar el proyecto y delegar en alguien para que te represente. Los poderosos y sus dogmas tienen todo el terreno ganado. Hace miles de años que lo tiene ganado, cambian el dogma, pero no pierden el poder. Si se lo vamos a arrebatar será todos juntos. Y para eso hay que activarse y organizarse.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, firma un servidor:

Pedro Juan Rodríguez-Gironés Arbolí, yo apoyo el proyecto Democracia Total.

Salud, paz y democracia.