Presentación

Este blog es el punto de referencia de una iniciativa más dentro de las incontables iniciativas que en este tiempo buscan abrir el camino para que nuestra sociedad se gobierne mediante un sistema realmente democrático.

Existen muchas vías por las que se puede avanzar hacia ese tan deseable objetivo, y probablemente todas sean necesarias. Hay quienes intentan hacer presión sobre las instituciones supuestamente democráticas para que actúen de acuerdo a los valores que se les presuponen. Hay quienes luchan por cuestiones particulares que consideran de fundamental importancia, como el derecho a la vivienda y similar. Todas esas iniciativas me parecen urgentes, pero considero que a medio y largo plazo es necesario replantearse los propios mecanismos en los que se basan nuestros sistemas democráticos. Esa es la vía del proyecto Democracia Total.

Para instaurar las democracias actuales ha sido necesario desarrollar una serie de mecanismos sociales, como son las elecciones, la existencia de una o varias cámaras, las estructuras de poder ejecutivo, la existencia de poderes teóricamente separados, etc, etc. Todos estos mecanismos se basan, esencialmente en la posibilidad, por parte de la ciudadanía, de ejercer periódicamente su derecho al voto para elegir los distintos órganos gubernativos cuyas decisiones le afectan. Este sistema, profundamente anticuado, normalmente materializado con pedazos de papel que se introducen en cajas, al igual que hace doscientos años, contrasta con la velocidad a las que los organismos del poder económico, los poseedores del capital, realizan transacciones en todo el mundo de las cuales dependen las vidas de millones y millones de personas.

Si la democracia ha sido históricamente necesaria, ha sido para luchar contra el poder de los que, aprovechando las circunstancias sociales y naturales de su tiempo, han sido capaces de acumularlo bajo su control, para defender al individuo de los que han tenido la posibilidad material de aprovecharse de él, para defendernos, nosotros las mayorías, de los poderosos. Es de puro sentido común que las herramientas de la democracia han de evolucionar a la par con las herramientas que utilizan los poderosos para ejercer su poder.

Quizá la naturaleza humana no sea capaz de construir un mundo en paz, pero lo que está claro es que no se puede combatir el poder ejercido por multinacionales equipadas con las más sofisticadas redes informáticas, los sistemas de producción más modernos y cada vez más armamento robotizado, mediante el uso de papeletas arrojadas cada cuatro años en una urna.

El problema al que se enfrenta el proyecto Democracia Total es el de encontrar e implementar los algoritmos sobre los que construir una democracias moderna, capaz de reaccionar en tiempo y forma a las medidas de presión ejercidas por los poderes no democráticos. Este es un desafío intelectual en el que estás invitado a participar.

En las distintas entradas de este blog, se intenta ilustrar el porqué y el cómo de los mecanismos necesarios para esa democracia eficiente y moderna. Si tienes ideas, o quieres participar, ponte en contacto con nosotros usando los comentarios.

Salud, paz y democracia.